Thursday, August 28, 2014

CUADERNOS DE JOHN ADAMS, No. 11

AM | @agumack

"Checks and balances are our only security" — John Adams

[1] Marshall. En 2002 me tomé el tiempo de leer con atención la magnífica biografía del juez John Marshall por Jean Edward Smith (*). De vez en cuando releo algunos pasajes [ver]. En la convención constitucional de Virginia, en enero de 1830, Marshall toma la palabra. El tema: el tenure (o no) en el cargo de jueces de Virginia [ver]. A los 75 años, la oratoria del juez consigue emocionar a los presentes:

"The independence of all those who try causes between man and man, and between man and his government, can be maintained only by the tenure of their office", he told the convention. His voice trembled with emotion as he said, "I have always thought, from my earliest youth till now, that the greatest scourge an angry Heaven ever inflicted upon an ungrateful and sinning people was an ignorant, a corrupt or a dependent judiciary. Will you drawn down this curse upon Virginia?"

De pie, damas y caballeros.

(*) Jean Edward Smith. John Marshall. Definer of a Nation. New York: Henry Holt, 1996, p. 506.
________________

[2] ESG. Uno de los principales problemas de la idea de los contrapesos institucionales es que no seduce al público joven. Es algo entendible, porque presupone una radical des-igualdad (de virtudes y talentos) en los hombres, y porque se basa en una concepción de la naturaleza humana que choca contra nuestro innato idealismo juvenil. En España, Jovellanos lo experimentó en carne propia en 1810-1811 durante los debates constitucionales: los "mozos" eran en su mayoría fanáticos rousseauistas, convencidos de la bondad natural del ser humano. ¿Quien necesita contrapesos si somos todos igualmente buenos? Pero no todo está perdido. Lentamente, la noción de ESG —Environment, Social, Governance— va ganando adeptos [ver].

Por fin contamos con una herramienta que puede seducir a los jóvenes. Para ilustrar este punto de vista, la situación de China ofrece una gran oportunidad. Porque el grave problema ambiental del gigante asiático está inexorablemente ligado a un igualmente grave problema de gobernanzala ausencia de imperio de la ley y de contrapesos institucionales. Un editorial del Wall Street Journal da en la tecla: "Then there is the lack of rule of law. Citizens who believe they've been injured by pollution have an uphill battle seeking redress in court from the polluter, especially if that polluter happens to be a large company with ties to local or national government" (*).

La contaminación ambiental no puede continuar en estos niveles. Pero no habrá soluciones duraderas sin que la propia autoridad política —el Partido Capitalista Chino— se someta al imperio de la ley y a tribunales de justicia independientes. Vayamos acostumbrándonos a pensar en términos de ... ESG.

(*) "Through China's Smog, Darkly", The Wall Street Journal, 5 de marzo de 2014.
________________

Sunday, August 24, 2014

CUADERNOS DE JOHN ADAMS, No. 10

AM | @agumack

"Checks and balances are our only security" — John Adams

[1] La Reina Libertad. Acabo de terminar otra trilogía de Christian Jacq: La Reine Liberté (*). El tema es la guerra de liberación de Egipto contra los invasores Hyksos en el siglo XVI BC. Una vez más Jacq consigue crear personajes atractivos: la reina Ahotep, los guerreros L'Afghan y Le Moustachu, y los simpáticos animales Vent du Nord, Filou y Rieur (1, 2). En el norte de Egipto los Hyksos ejercen una espantosa dictadura—mezcla de Hitler-Mao-Stalin sin ideología.

* * *

Ahotep, la bella y valiente Reina-Libertad, inicia la reconquista desde Tebas, en el sur. Para ella solo cuenta exterminar a los Hyksos y recuperar la ley y el equilibrio (la diosa Maât) para Egipto. Su identificación con los dioses es total: se entiende que la palabra 'entusiasmo' viene de εν θεος—en Dios. En la dictadura Hyksos, el emperador se encarga de la justicia: "Les tribunaux ayant été supprimés, Apophis (el emperador) était le seul juge". Khamoudi, el último emperador, es un hiper-corrupto traficante de opio. Al final, el des-gobierno de los Hyksos termina por debilitarlos más que las proezas militares de los egipcios. Todo esto suena bastante conocido. 

(*) Editados en París por XO Éditions: L'empire des ténèbres (2001), La guerre des couronnes (2002) y L'épée foudroyante (2002).
 
 ______________

[2] Reserva Federal. Interesante artículo de la Reserva Federal de Richmond sobre la independencia del banco central (*). Hay links a referencias bibliográficas, además de una breve historia de la independencia del banco central de los Estados Unidos. El clásico argumento está bien presentado:

The arguments in favor of independence derive from a central bank's monopoly over money creation. This monopoly carries with it certain powers that elected governments may be tempted to misuse for short-term benefits at the cost of rising inflation over time. Resisting such temptations requires a degree of commitment on the part of the central bank, and without independence, that commitment might be difficult to maintain.

Según la Fed de Richmond, los enormes poderes del banco central constituyen un riesgo, ya que la institución podría quedar aislada de las preocupaciones del público. (En nuestra terminología progresista diríamos: podría actuar como corporación). Pero este riesgo está minimizado por la gobernanza 'micro' de banco central, visible en la estructura federal del FOMC, con sus bancos de reserva independientes: "Several important checks and balances ensure that the Fed does not become insulated from public concerns". ¡Excelente!

Dos mini-comentarios: (1) en la Argentina, el BCRK no solo contribuye a destruir los contrapesos: su propia des-gobernanza 'micro' es una burla al federalismo; (2) cada vez veo más paralelos entre la administración de la moneda y de ... la justicia.

(*) "Central Bank Independence: Our Perspective", Federal Reserve Bank of Richmond, 9 de junio de 2014.
_______________

Friday, August 22, 2014

CUADERNOS DE JOHN ADAMS, No. 9

AM | @agumack

"Checks and balances are our only security" — John Adams

[1] China. Claudia estuvo leyendo Wild Swans.Three Daughters of China, el tremendo relato de la vida bajo Mao publicado por Jung Chang en 1991. La lista de actos de barbarie —muchos causados por simples caprichos del propio Mao— es interminable. (Le estoy pidiendo una selección de pasajes). En mis papeles veo un recorte del Financial Times con una reseña de otro durísimo relato, basado en archivos oficiales (*). En 1956, Mao llama a un debate para estudiar las quejas de los ciudadanos. Queda tan escandalizado por la dureza de las quejas, que decide mandar a centenares de miles de "Derechistas" a campos de concentración, a ser torturados y/o a morir de hambre. Mao quería cuotas de muertos: "The killings can absolutely not be allowed to stop too early". En otro caso, 104 enfermos de lepra fueron encerrados y ... quemados vivos. El autor concluye: "Rather than emancipating China from conflict, the violence of Communist Liberation in 1949 condemned the country to years more of de facto civil war". Las cosas que pasan en ausencia de contrapesos institucionales.

(*) Frank Dikötter. The Tragedy of Liberation: A History of the Chinese Revolution 1945-57. Londres: Bloomsbury, 2013. Ver también Julia Lovell: "The road to hell", Financial Times, 31 agosto-1 septiembre 2013.
______________

[2] Siglo XVII. El violento siglo XVII europeo siempre me ha parecido el caso más claro de la importancia de los factores institucionales para explicar la economía y la política: la guerra civil inglesa y el fracaso del uni-cameralismo, el espectacular éxito de Holanda, la ambición sin límites de Luis XIV, etc. Por eso la sola mención del libro de Geoffrey Parker (no lo leí) me genera dudas (*). A juzgar por las reseñas, la tesis del Sr. Parker es que las grandes convulsiones del siglo XVII no reflejan problemas institucionales, sino ... ambientales: "Parker investigates the idea that there might be a close relationship between global unrest and unusually inclement weather". Un descenso de un par de grados en la temperatura —el 'Little Ice Age' entre 1610 y 1680— podría haber sido la causa de tantas guerras, invasiones y colapsos de gobiernos. En su reseña para el Financial Times, Lisa Jardine destaca el paralelo con el siglo XXI: "Climate-related catastrophes will produce civil unrest, conflict, disease and destruction. Apparently stable governments will fall and commerce will be fatally disrupted". Puede ser. Pero sigo dudando ...

(*) Geoffrey Parker. Global Crisis: War, Climate Change and Catastrophe in the Seventeenth Century. Yale University Press: 2013. Lisa Jardine: "Droughts, deluges and raging debates", Financial Times, 27-28 de abril 2013.
______________

[3] India. La gobernanza de las grandes empresas tiene muchos paralelos con la ciencia política tradicional. En los países con alto costo del capital, los contrapesos institucionales son débiles tanto a nivel macro como micro. Un paper de la OCDE sobre corporate governance en la India pone de relieve la necesidad de contar con directores independientes para poner un freno a los Related Party Transactions (RPTs), contratos entre accionistas mayoritarios que a menudo perjudican los intereses de las compañías (*). El mensaje es claro: en la macro, un banco central independiente, y jueces independientes; en la micro, directores independientes.

(*)  OECD (2014). Improving Corporate Governance in India: Related Party Transactions and Minority Shareholder Protection, Corporate Governance, OECD Publishing.
______________

Wednesday, August 20, 2014

DEMAGOGIA & SIMPATÍA

AM | @agumack

"... a foundational text of Western civilization..." — Sohrab Ahmari

Leí poco de Shakespeare. Eso sí, me 'tragué' Macbeth, que conseguí en una edición crítica con el inglés de la época. El Wall Street Journal tiene dos interesantes referencias a Shakespeare (*). En una reseña de Julius Caesar en 'The Globe', puesta en escena por Dominic Drongoole, Sohrab Ahmari destaca el papel de Marco Antonio, el simpático demagogo:

The bravura performance here belongs to Luke Thompson [foto], whose Mark Antony uncovers new layers to the character. Antony's funeral oration for Caesar is English theater's supreme expression of demagoguery. With it, Antony incites the plebeian rabble against Brutus and his co-conspirators, undoing Brutus's efforts to persuade the mob, through thoughtful public reason, that Caesar's assassination was necessary for preserving the republic. Julius Caesar is a foundational text of Western civilization and a reservoir of humane wisdom.

* * *

Cuando el demagogo domina el arte de la expresión retórica, la consecuencia es devastadora—la república está perdida. El gran peligro es que el demagogo puede ser ¿suele ser?— un individuo muy simpático, como Marco Antonio. (Pienso en los Sres. Fujimori, Menem, Chávez, Correa, etc.) Por eso el Sr. Ahmari ve en este texto un documento fundacional de Occidente. La otra referencia es de Henry VI, Part 2; es la línea de Dick the Butcher contra los abogados:

The first thing we do, let's kill all the lawyers.

El tema es el mismo: Shakespeare intenta presentar a los abogados como guardianes del imperio de la ley (rule of law), capaces de oponerse a la fanatical mob liderada por Dick the Butcher. Jacob Gershman cita a John Paul Stevens, ex-Juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos, comentando el texto en un fallo de 1985: "As a careful reading of that text will reveal, Shakespeare insightfully realized that disposing of lawyers is a step in the direction of a totalitarian form of government."

(*) Sohrab Ahmari: "Sympathy for the Demagogue", The Wall Street Journal, 8 de julio de 2014; Jacob Gershman: "Kill All the Lawyers? That Is the Question", The Wall Street Journal, 10 de agosto de 2014. (Ayer @ao_Shakespeare se transformó en nuevo seguidor mío en Twitter).
________________

Monday, August 18, 2014

USURA NARCO

AM | @agumack

"Le despotisme naturalise l'usure" — Montesquieu

Impresionante nota de Nahuel Gallotta, de Clarín, sobre la usura en el Norte argentino (*). El Sr. Gallotta recorre pueblos de Salta para analizar la práctica de los usureros colombianos instalados en la zona. Pero Salta no es la única provincia argentina donde se observa el fenómeno: "Según un relevamiento de Clarín, también operan en Misiones, Chaco, Corrientes, Neuquén, Córdoba y Buenos Aires". Cuando viajo a Buenos Aires en épocas de crisis, me llama la atención la cantidad de volantes que ofrecen prostitución y ... usura.

* * *

Los colombianos prestan y sólo les importa cobrar la deuda y los intereses, y no lo que hagan con ella. Los clientes, igual: jamás preguntan de dónde sale el dinero: son los únicos que dan préstamos a alguien que no tiene recibo de sueldo [...] La primera vez, Vicente Mendoza pidió 2.000 pesos. El sistema es siempre el mismo: hay que devolver el dinero en 24 días. Los colombianos pasan todos los días, en moto, cobrando la cuota diaria con un 20% de interés. Entonces, Vicente, que recibió $2.000, devolvió $2.400. Luego pidió 20 mil y pagó 24 mil. Y después 30 mil, que le terminaron saliendo 36 mil: $1.500 diarios.

Veinte por ciento en 24 días: anualizado, significa ... 304% de interés simple. Y si de verdad cobran $1.500 por día sobre un capital de $30.000, estamos en 1.51% por día, o 552% anualizado. Es lo que se llama usura-usura.  El caso de Vicente Mendoza es particularmente interesante. Toma prestado; paga puntualmente. Pero enseguida: "Dejé de pedirles y parece que vieron mi crecimiento económico y ahora me exigen dinero [...] Hubo prestamistas toda la vida, pero nunca se escucharon las amenazas tan violentas como las de los colombianos". Leo esto y mi mente viaja —como es habitual— a los grandes escritores del siglo XVIII.

Montesquieu analiza la usura en el tremendo capítulo 16 del Libro V del Espíritu de las leyes. La usura siempre existirá, dice el francés. Prohibirla solo empeoraria las cosas—elevaría la tasas. Y luego viene la magnífica conclusión: es el gobierno despótico el que connaturaliza la usura. Tras leer con gran atención estas líneas, otro genio, el napolitano Ferdinando Galiani, sacará la conclusión solo tres años más tarde, en 1751:

... non è stata la sola abondanzza de'metalli preziosi che ha sbassate e quase estinte le usure da due secoli in qua; ma principalmente la dolcezza del governo quasi in ogni regno goduta. Sieno le liti brevi, la guistizia certa, molta industria ne' popoli, e parsimonia, e saranno tutti i ricchi inclinati a prestare. Là dove è folla di offerenti, non possono esser dure le condizioni dell' offerta. Così saranno i poveri trattati senza crudeltà.

Si funciona la justicia, argumenta Galiani, aumentará la oferta de crédito y desaparecerá la usura. El des-gobierno kirchnerista, mientras tanto, continúa con la destrucción sistemática del sistema judicial. Los ricos llevan sus capitales afuera; los pobres caen en manos de los usureros. La Sra. CFK es directamente responsable de la usura narco que aplasta a los ciudadanos más humildes.

(*) Nahuel Gallotta: "Dinero fácil y cobro violento: el desembarco en Argentina de prestamistas colombianos", Clarín, 17 de agosto de 2014.
_______________

Friday, August 15, 2014

CUADERNOS DE JOHN ADAMS, No. 8

AM | @agumack

"Checks and balances are our only security" — John Adams

[1] Ratings I. Muy pronto saldrá una breve nota mía en El Economista de Buenos Aires sobre el vínculo entre solvencia, ratings crediticios y calidad institucional. El vínculo es obvio—aunque no veo mucho debate sobre el tema en la Argentina. Hace algunos días encontré un interesante paper dedicado a este tema (*). Según Alexander Butler y Larry Fauver:

The quality of a country's legal and political institutions play a vital role in determining these ratings [...] We find strong support for our hypothesis that a strong legal environment has a strong positive effect on sovereign credit ratings. Using a large cross-section of developed and emerging markets, we show that among the set of determinants we study, the legal environment is amongst the most (and generally the most) important factor influencing a country's credit rating.

¡Bingo! ¿Es necesario recordar que, a mayor calificación crediticia, mayor oferta de crédito?

(*) Alexander W. Butler & Larry Fauver: "Institutional Environment and Sovereign Credit Ratings", Financial Management, 2006, pp. 53-79.
______________

[2] Ratings II. Un día después de las elecciones presidenciales de Turquía, la agencia Fitch publica un informe particularmente interesante desde la perspectiva del vínculo entre calificación crediticia y solidez institucional (*). El triunfo electoral —en la medida que anticipa el monopolio del poder político en manos del Sr. Erdogan— es visto como negativo desde la perspectiva del riesgo crediticio: "... we expect political risk to remain a credit weakness that could lead to a negative rating action if it adversely affects government effectiveness and policy predictability". Note la referencia a policy predictability: es el típico policy risk de un régimen carente de contrapesos institucionales—una situación analizada en su momento por el genial Montesquieu [ver].

Y ya que hablamos de la ausencia de contrapesos en Turquía, te dejo con esta frase de Felipe Sahagún escribiendo para El Mundo:

La victoria del tres veces ya primer ministro Recep Tayyip Erdogan puede significar la sustitución del sistema parlamentario por otro presidencialista puro, como el estadounidense, su preferido, o a medio camino como el francés. Sin los contrapesos y controles constitucionales de EEUU y Francia, Turquía se convertiría en una autocracia.

(*) Fitch: "Political Risk Still High in Turkey Following Erdogan Win", 11 de agosto de 2014.

______________

[3] Ecuador. Muy buena nota de Gabriela Calderón de Burgos sobre la entrada en vigor del nuevo Código Orgánico Integral Penal (COIP) en Ecuador (*). El presidente Correa continúa su lucha por destruir lo poco que queda en materia de contrapesos institucionales. (De hecho, el único contrapeso que subsiste es ... la dolarización).

El artículo 307 tipifica el delito de “pánico económico”, que contempla una pena de cinco a siete años de cárcel a personas que expresen informaciones que las autoridades estatales juzguen “falsas” y que atentan contra una serie de conceptos subjetivos. Es un delito que les da rienda suelta a las autoridades para silenciar a quienes incomoden informando acerca de temas económicos.

La Sra. Calderón de Burgos pone de relieve el vínculo entre la ausencia de independencia judicial y la desaparición de la libertad de prensa. El presidente Correa juega con fuego. Este desastre solo se sostiene gracias al 'boom' de liquidez global—por ahora.

(*) Gabriela Calderón de Burgos: "Delito de pánico económico", El Universo, 15 de agosto de 2014.
______________

Wednesday, August 13, 2014

DEFAULT & INDEPENDENCIA JUDICIAL: FRANCIA, 1771

AM | @agumack

"... des magistrats révocables au premier signe de leur maître..." — Denis Diderot

Estoy preparando un paper para una conferencia, y ayer conseguí una información que me resultará muy útil. Se trata de la estimación de la tasa de interés de largo plazo de la corona francesa a lo largo del siglo XVIII. (*). En un artículo publicado en en 1992 en The Journal of Economic History, François Velde y David Weir calculan, en base a precios tomados de la Gazette de France, el rendimiento de diversos títulos que sirven de proxy a la tasa de largo plazo pagada por la Corona (al contrario de Inglaterra, con su deuda perpetua unificada, son varios los activos que cumplen ese rol en Francia).

* * *

Lo que buscaba era la trayectoria de los rendimientos en 1770 y 1771. Son años fascinantes para el estudioso de la historia de las instituciones. La Corona necesita recursos, muchos recursos. Según Velde y Weir, el gasto público en sí no es excesivo. El problema está en el inadecuado sistema impositivo; en ausencia de representación política, la recaudación es por definición insuficiente: nadie quiere pagar impuestos para ver cómo otros los gastan. Frente al aumento del gasto por las guerras, el dilema de Luis XV es claro: o reforma y representación, o regreso al absolutismo de Luis XIV.

Dos nombramientos en puestos-clave (finanzas y justicia) abren la puerta al absolutismo: Joseph-Marie Terray (1715-1778) como Contrôleur Général des Finances, y René Charles de Maupeou (1714-1792) como Chancellier o ministro de justicia. Las medidas de Terray y Maupeou son de tal violencia que muchos hablan del 'default' o banqueroute del primero, y del 'golpe de Estado' del segundo. Fiel a la tradición francesa, Terray empieza por decretar un cambio de plazo de varias deudas a corto plazo, transformadas en deuda perpetua; en abril de 1771, la tasa de esta última es rebajada arbitrariamente de 5% a 4.5%.

Para llevar adelante los aumentos de impuestos y los 'defaults' selectivos (Terray no toca la deuda del Hôtel de Ville de Paris, considerada 'sagrada'), el ministro necesita una aprobación ultra-veloz de sus medidas. Aquí las cosas se ponen interesantes. En Francia rige un sistema de Parlements regionales. Son muy distintos al Parlamento inglés; no son representativos, pero tienen un argumento decisivo a su favor: son los únicos órganos autorizados para registrar formalmente las leyes—incluso los decretos de la Corona. Además, los jueces son miembros de los Parlamentos, y sus cargos son propiedad privada. ¡El rey no puede tocarlos!

Montesquieu, David Hume y Denis Diderot admiran este sistema que, al asegurar la autoridad independiente de parlamentos y magistrados, pone un 'freno' institucional a la Corona cuando se vuelve demasiado ambiciosa. Voltaire y el joven Condorcet, en cambio, detestan a los parlamentos, que consideran como un cuerpo anticuado y reaccionario. (Ambos lados tienen razón: ahí está el drama). En la madrugada del 19 enero de 1771, Maupeou toma el toro por las astas: jueces y miembros de los parlamentos son despertados por soldados a punta de fusil—o juran fidelidad a la Corona o se van ... al exilio. ¡Es el golpe de Estado de Maupeou! [ver].

Una serie de escritores —Ferdinando Galiani, Élie de Beaumont, Denis Diderot, Guillaume-Thomas Raynal— advierten sobre las consecuencias de convertir a los jueces en marionetas del poder ejecutivo: desaparecerá toda noción de seguridad sobre la propiedad y subirá la tasa de interés, lo que agravará la pobreza y el descontento de la gente. Esto es precisamente lo que muestran los datos de Velde y Weir: la tasa interna de retorno (TIR) de los títulos de referencia pasa de 7.14% en 1769 a 9.52% en 1770 y a 10.12% en 1771, cuando los nuevos jueces aprueban la rebaja unilateral de los pagos a tenedores de bonos. Y si bien baja nuevamente a partir de 1772, ya nunca volverá al nivel de 4.5%/5.5% de los 1750s.

Estamos a veinte años de Robespierre, a treinta años de Bonaparte. ¿Contrapesos y costo del capital, anyone? ¿Tenure y tasa de interés, les amis?

(*) François R. Velde and David R. Weir: "The Financial Market and Government Debt Policy in France, 1746–1793", The Journal of Economic History, Vol. 52, No. 1, March 1992, pp. 227-255.
__________________

Monday, August 11, 2014

SEGURIDAD DE 'TENURE' Y ... CRÉDITO

AM | @agumack

"...los concursos son todos truchos." — M. R. Servini de Cubría

Duras declaraciones de la jueza María Romilda Servini de Cubría sobre la situación del poder judicial [1]:

"Los jueces están todos asustados"; la jueza Servini de Cubría describió el cuadro 'crítico' por el que atraviesa el Poder Judicial. En su opinión hay un avasallamiento de los magistrados: "La Justicia está pasando una etapa crítica. Nunca estuvo tan dividida, hay un enfrentamiento que antes no existía. Dividir para reinar". En dos entrevistas publicadas por el diario Perfil y La Nación, la jueza emitió una dura acusación sobre los concursos de funcionarios judiciales: "¿Por qué me tienen que poner a mí a uno que ganó un concurso con una Lotería? Si yo ya sé que los concursos son todos truchos.

* * *

Mi definición de independencia judicial incluye cinco criterios básicos: (1) Máxima atención en el nombramiento de jueces (incluyendo Corte Suprema); (2) Seguridad de tenure en el cargo de jueces; (3) Respeto por la forma o due process; (4) Respeto por el precedente; (5) Salarios dignos para los jueces. Las palabras de la jueza Servini de Cubría ilustran el descalabro que el kirchnerismo ha introducido en el poder judicial. Los concursos son "truchos" (gran palabra proveniente del italiano trucco, trucchi) y los jueces están todos asustados. Se han cargado olímpicamente los criterios (1) y (2).

Sin seguridad en el tenure de los jueces, no puede haber independencia judicial, ni seguridad sobre la libertad y las posesiones [ver]. Lo mismo vale para el tenure del cargo de presidente del banco central; allí las versiones indican una ofensiva de Axel Kicillof contra su titular. ¿Alguien en su sano juicio puede pensar que abundará el crédito en estas condiciones? En un artículo publicado por El Economista (@El_Econ), Luis Varela analiza tendencias recientes en materia de crédito bancario y concluye: "El crédito al que tiene acceso el hombre común es cada vez más caro, cada vez más corto y cada vez más escaso" [2].

Esto significa que los salarios medidos en moneda fuerte tienen que bajar sí o sí—ninguna economía aguanta eternamente una situación de alto costo del capital y alto costo del trabajo.

La seguridad, amigos, la seguridad.

[1] Infobae: "Servini de Cubría denunció que "los concursos de los jueces son todos truchos", 9 de agosto de 2014.

[2] Luis Varela: "Más caro, más corto y más escaso. ¿Qué pasa con el crédito?", El Economista, 8 de agosto de 2014.

______________

Friday, August 8, 2014

CRÉDITO & SISTEMA JUDICIAL: LA VERSIÓN 'SOFT'

AM | @agumack

"...the quality and experience of specialist English judges..." — Simon Nixon

Los lectores de Contrapesos conocen bien una de las principales ideas que defendemos en el blog: en ausencia de una justicia imparcial, eficiente e independiente del poder ejecutivo, la oferta de crédito se contraerá—con todo lo que implica en materia de tasas de interés, salarios, seguridad, desigualdad, etc. Esta proposición tiene una versión soft y una versión hard. En la primera, la lentitud de los tribunales y la falta de jurisprudencia en materia de quiebras complican la vida de acreedores que desean hacerse de los bienes de deudores en default. En la segunda, un débil poder judicial no logra frenar las expropiaciones llevadas adelante por el ejecutivo (Argentina, Venezuela, Rusia, etc).

* * *

Simon Nixon, especialista del Wall Street Journal en banca europea, ilustra con brillo las diferencias entre el Reino Unido y los países mediterráneos en cuanto al tratamiento legal de las quiebras (*):

The strength of its legal system in dealing with insolvencies is making the U.K. increasingly the jurisdiction of choice for European companies. The English legal system is one of the wonders of the world, admired for its fairness, efficiency and flexibility—unlike prescriptive civil law systems found elsewhere in Europe, English judge-made common law is constantly evolving and adapting to the times. The euro crisis has further strengthened the reputation of U.K. law.

Since the Greek debt write-down, when bonds issued under domestic law suffered a 70% haircut while those issued under English law were repaid in full, there has been a surge in issuance of sovereign bonds under English law. Entrepreneurs from Athens to Lisbon tell me that private equity groups typically insist that startups are incorporated in the U.K. before they will invest. But perhaps the most novel way in which the reach of English law has been extended during the crisis is the role it increasingly plays in debt restructuring.

In my Europe File column for this week’s print editions, I discussed the weakness of the euro zone’s insolvency regimes and how this was impeding good deleveraging—the restructuring of bad corporate debts that needs to take place if viable companies are to be able to start investing and growing again—and encouraging bad deleveraging when banks “amend, extend and pretend,” creating zombie companies with unsustainable debt burdens that neither grow nor die. There are three fundamental problems with insolvency regimes across much of the euro zone.


The first is that in many countries—particularly those in Southern Europe where deleveraging is most urgent—the rules are so complex and the courts so inefficient that it can take years for a lender to get their hands on their collateral. The second is that there are typically no binding legal mechanisms to impose voluntary debt restructurings on all creditors, thereby leaving deals vulnerable to holdouts. And the third is that there is no pan-European insolvency law, which means that if a cross-border company is forced into bankruptcy, its lenders must try to enforce security on their loans in multiple jurisdictions.

Luego el Sr. Nixon describe el mecanismo de Scheme of Arrangement, que en Inglaterra permite simplificar los procedimientos legales una vez que el 75% de los acreedores llegan a un acuerdo: "Schemes have proved so effective that creditors are increasingly agreeing to convert their debts from foreign to English law purely to take advantage of the process". En nuestro imaginario pseudo-progresista, favorecer al deudor en detrimento del acreedor es un principio que no se discute. El resultado está a la vista: escasez de crédito, pobreza, desigualdad.

(*) Simon Nixon: "England's Gift to Europe", The Wall Street Journal, 6 de agosto de 2014.
____________

Wednesday, August 6, 2014

AXEL KICILOFF, THOMAS GRIESA & LA DIVISIÓN DE PODERES

AM | @agumack

"Los bolcheviques veían la jurisprudencia como un prejuicio" — Mommsen & Nußberger
 

Axel Kiciloff se quejó hoy porque el gobierno de Estados Unidos "no le pone límites al juez" Thomas Griesa, que frenó los pagos de la Argentina a los bonistas en la causa que la Justicia de Nueva York tramita por los reclamos de los llamados fondos-buitre. "Estados Unidos puede hacerse el tonto, pero el juez Griesa decidió embargar algo que ni siquiera es nuestro, es de los bonistas", afirmó esta mañana, en una entrevista, tras lo cual se preguntó "por qué el gobierno de Estados Unidos no le pone límites a un juez", por Thomas Griesa, a quien definió como "juez municipal" [1].

* * *

Es obvio que estas frases muestran el más completo desconocimiento de la división de poderes. El Sr. Kiciloff confunde 'gobierno' con 'poder ejecutivo'. Pero en los Estados Unidos, el poder judicial también forma parte del gobierno. Por otra parte, la doctrina de judicial review, expuesta por John Marshall en 1803, permite a cualquier juez cuestionar la constitucionalidad de la legislación [ver]. En otras palabras: si el Sr. Kiciloff piensa que su caracterización de Thomas Griesa como "juez municipal" significa algo, está profundamente equivocado.

Todo esto me recuerda una entrada escrita en 2009; estaba particularmente contento porque había encontrado material muy valioso para explicar el desdén que siente la izquierda latinoamericana por la división de poderes. Se trata de un libro publicado en 2007 por dos investigadoras alemanas sobre el "sistema de Putin" [ver] [2]. La tradición marxista-leninista considera la división de poderes como un "prejuicio burgués". No hace falta imaginar las tremendas consecuencias de esta visión en términos de la seguridad sobre la vida, la libertad y las posesiones. Aquí van algunas ideas:

. El precendente como prejuicio. "Los bolcheviques veían la jurisprudencia como un prejuicio", anotan Mommsen y Nußberger. Los tribunales se convierten en los más veloces del mundo. En lugar de togas y pelucas, los jueces son vestidos con ... uniformes militares. "La justicia fue transformada en un grotesco instrumento en manos del poder".

. La división de poderes (I). La idea de separación de poderes —Gewaltenteilung— desaparece de la teoría oficial. Mommsen y Nußberger citan al jurista soviético Nikolai Krilenko, Comisario Popular de Justicia en 1936: "Una corte de justicia es un órgano del gobierno estatal y como tal no se diferencia en esencia de los demás órganos administrativos, que —al igual que los tribunales— son llamados a intensificar y a aplicar la política del Estado".

. La división de poderes (II). Continúa Krilenko: "Las ideas de la justitica soviética contradicen el principio de la teoría de la división de poderes y la teoría de la independencia de la justicia, caracterísitcas de la filosofía e ideología del liberalismo burgués. Estas dos teorías desaparecen por completo de la justicia soviética. El tribunal proletario, como órgano de la clase dominante, no se disitingue ni de su clase ni de su política".


[1] La Nación: "Axel Kicillof se queja porque el gobierno de EE.UU. 'no le pone límites al juez' Thomas Griesa en la causa de los holdouts", 7 de agosto de 2014.

[2] Margareta Mommsen y Angelika Nußberger. Das System Putin. Gelenke Demokratie und politische Justiz in Russland. Munich: C. H. Beck, 2007.

_____________

Monday, August 4, 2014

CUADERNOS DE JOHN ADAMS, No. 7

AM | @agumack

"Checks and balances are our only security" — John Adams

[1] Aristocracia, oligarquía. Siempre hubo y habrá aristocracias, decía John Adams. La aristocracia es simplemente el grupo de ciudadanos que se destaca por sus virtudes y/o sus talentos, y que goza de la admiración de muchos. Pero hay un problema: sus miembros más ambiciosos siempre intentarán 'copar' los poderes del Estado. Cuando logran controlar la justicia y la prensa y cuando convierten su influencia en privilegios hereditarios, degeneran en ... oligarquía. De ahí las campañas por la re-re-re-re-re-elección. El País publica una nota sobre los 'boligarcas', individuos cercanos al des-gobierno de Chávez-Maduro que ahora invierten fortunas en Miami (*). Algo parecido vemos en Argentina, Ucrania, Rusia, Irán, China—y acaso también en Catalunya, con el caso Pujol. En los Estados Unidos, la aristocracia 'natural' de los Bill Gates, Mark Zuckerberg y compañía también desearía convertirse en oligarquía. No tengas dudas. Pero allí cuesta más: todavía funciona, mal que mal, la separación de poderes y el imperio de la ley.

(*) "La cara 'boliburguesía' de Miami", El País, 4 de agosto de 2014.
_____________

[2] Justicia. Sigue el colapso de la justicia argentina. Esto dice hoy La Nacion: "De 2012 a la fecha, el 95 por ciento de las causas por narcotráfico, con condenas de entre 3 y 13 años, dictadas por Tribunales Orales en lo Criminal Federal fueron anuladas cuando llegaron a la Sala II de Casación, integrada por Alejandro Slokar y Ángela Ledesma" (*). El camarista Slokar, nota bene, es miembro de la agrupación oficialista Justicia Legítima. Según  el diario, el Sr. Slokar "pidió a sus colegas de la Cámara Nacional de Casación Penal que no se difundieran noticias de ese tribunal." El des-gobierno argentino no dudará en mantener los escandalosos privilegios de sus miembros aún a costa de alianzas con China y Rusia, o a costa de convertir el país en un paraíso para narcotraficantes. Luego te piden confianza, crédito, etc.

(*) "Someter a la Justicia", La Nación, 4 de agosto de 2014.
______________

[3] Ai Weiwei. Soy un hincha declarado del gran artista chino Ai Weiwei. En 2010 publiqué una entrada sobre su entrevista al Financial Times, donde afirma que —a pesar de los grandes progresos verificados desde 1978—, China sufre por "la falta de una justicia independiente" y por los "límites a la libertad de expresión" [ver]. Ai Weiwei vuelve a la carga en esta nota donde critica el impacto de la negación/falsificación de la historia, en particular en lo referido a las calamidades de Mao: "Because there is no discussion of these events, Chinese still have little understanding of their consequences [...] How can a government that alters or even completely erases history, acknowledge its faults and adjust its actions in the future?" (*). No hay nada más importante que la historia. Ai Weiwei tiene razón—una vez más.

(*) Ai Weiwei: "What Chinas Loses by Forgetting", Bloomberg View, 3 de junio de 2014.
______________

Saturday, August 2, 2014

CUADERNOS DE JOHN ADAMS, No. 6

AM | @agumack

"Checks and balances are our only security" — John Adams

[1] China & corrupción. ¿Cómo interpretar la campaña anti-corrupción de Xi Jinping? A primera vista, se trata de un esfuerzo serio: por primera vez en décadas, el Partido se lanza contra un jerarca de alto nivel y contra su familia. Es que la riqueza del camarada Zhou Yongkang —300 propiedades, US$14.5 billion— supera lo imaginable. Además, la operación Fox Hunt 2014 apunta a los fondos 'negros' transferidos a exterior (muchas veces por los propios jerarcas del Partido), estimados por el banco central en $129bn (*). Pero no es posible luchar contra la corrupción sin libertad de prensa e independencia judicial. Por eso creo que estamos frente a una maniobra populista. En la red social WeChat, un juego sobre la corrupción de los jerarcas —libre de censura oficial— bate records de popularidad [ver]. Así las cosas, la campaña de Xi Jinping parece una maniobra para deshacerse de sus adversarios, más que un intento genuino de auto-limitar las facultades del Partido y del gobierno. A pesar de lo que piden los economistas [ver].

(*) James T. Areddy & Brian Spegele: "Xi's Corruption Drive Cracks Shield for Elite", Wall Street Journal, 31 de julio de 2014.
_____________

[2] Diderot & Catalina II. La zarina Catalina II invita al filósofo Denis Diderot a pasar el invierno 1773-1774 en San Petersburgo. Es una operación de relaciones públicas; Diderot no se hace ilusiones sobre la voluntad de Catalina de reformar el imperio de los zares—sabe que su protectora necesita 'vender' la imagen de una déspota ilustrada. En el viaje de ida, el filósofo prepara una historia de las instituciones políticas francesas (*). El punto más importante no ofrece ninguna duda: si los jueces no tienen lo que hoy llamaríamos security of tenure —la seguridad de no perder sus cargos por una decision arbitraria del poder ejecutivo— entonces todo está perdido. En ausencia de jueces irrevocables, "il n'y a ni honneur, ni profit, ni sûreté [...] il n'y a plus aucune propriété sacrée" (note el vínculo seguridad-independencia judicial). Diderot también insiste en la importancia de buenos salarios para los jueces y en el cumplimiento estricto de las formalidades (due process). Si Catalina II no aplica estos criterios, el resultado será "l'absolue pauvreté de ses sujets, et par conséquent de la sienne".

(*) Denis Diderot: "Essai historique sur la police de la France", 1773, en Œuvres, Tomo III, edición de Laurent Versini. Paris: Robert Laffont, 1995, pp. 203-227.
_____________

[3] AAAristocracia. Quedan solamente diez países con máxima nota en la calificación de riesgo soberano de las tres grandes agencias. Son los triple-A. Un tuitero (no recuerdo su nombre) llama a este grupo la AAAristocracia. Tiene razón. Ésta es la lista: Alemania, Suecia, Suiza, Noruega, Singapur, Luxemburgo, Finlandia, Australia, Dinamarca y Canadá. Es fácil notar que todos estos paises tienen excelentes notas en independencia judicial, independencia del banco central, y libertad de prensa (salvo Singapur). La solvencia fiscal de largo plazo no es una cuestión contable—es un escenario estable de seguridad sobre la vida, la libertad y las pertenencias.
_____________

Thursday, July 31, 2014

CUADERNOS DE JOHN ADAMS, No. 5

AM | @agumack

"Checks and balances are our only security" — John Adams
 

[1] Inseguridad & default. Tremenda nota de La Nación: "La verdad, la triste y dolorosa verdad, es que, hoy, a cualquier hora del día y de la noche, cualquier ciudadano, sin importar su edad y condición ni en qué zona de la ciudad de Buenos Aires o del conurbano se encuentre, es una víctima potencial de un delito, generalmente violento, y en el que es posible que pierda la vida o resulte herido" (*). El problema de esta línea editorial es que ignora la causa profunda de la inseguridad—la ausencia de contrapesos institucionales [ver]. El colapso de la independencia judicial (y su contracara: la hiper-corrupción) crea un clima de impunidad ideal para los malhechores y para las infiltradas fuerzas de in-seguridad; la inflación y la ausencia de crédito agravan la desigualdad; la autoridad se desmorona por falta de motivación y de recursos. Damas y caballeros: ¡A cuidar la vida y las pertenencias! El default no hará sino agravar la inseguridad.

(*) La Nación: "Inseguridad para todos, a toda hora y en todo lugar", 31 de julio de 2014.
_____________

[2] Putin & el banco central. Vladimir Putin se ha dedicado a deshacer todo vestigio de libertad de prensa e independencia judicial. Basta ver la nota de Rusia en nuestro Índice de Contrapesos. Pero el banco central de Rusia (Банк Росси́и) ha mantenido su independencia. En lo que va de 2014, el banco central aumentó la tasa de interés de corto plazo tres veces: de 5.5% a 7.0% (3 de marzo), de 7.0% a 7.5% (25 de abril) y de 7.5% a 8.0% (25 de julio). En sus comunicados oficiales, el banco central es de una franqueza brutal: "Investment demand remains weak amid low business confidence [...] there is an increased probability of negative trends which may result in inflation acceleration. These shocks include aggravation of geopolitical tension [...] If high inflation risks persist, the Bank of Russia will continue raising the key rate". El Wall Street Journal se equivoca al describirlo como un "aliado de Occidente" (*). El Sr. Putin, obsesionado con la idea de equilibrio a nivel internacional [ver], sabe que algún contrapeso necesita para evitar un colapso económico. No quiere que le suceda como a Turquía—y mucho menos como a la Argentina.

(*) Richard Barley: "Playing a Long Game on Newest Russia Sanctions", The Wall Street Journal, 31 de julio de 2014.
______________

[3] Tailandia & el banco central. Buena nota del Wall Street Journal sobre la independencia del banco central de Tailandia (*). La Junta está en una situación parecida a la de Vladimir Putin: sabe que destruir la independencia del banco central llevaría al país al caos más completo. Por su parte, el banco central ha hecho un buen trabajo al explicar las ventajas de su independencia operativa:

After Thailand’s armed forces grabbed power in a coup last month, speculation over whether they would enlist the country’s central bank into their campaign to boost the economy quickly spread [...] The central bank’s governor Prasarn Trairatvorakul says that so far it isn’t coming under that kind of pressure; but he told the Foreign Correspondents’ Club of Thailand that the independence of the bank’s monetary policy committee was the reason the bank has been able to build up its credibility over the past decade. “The institutional setup must continue to protect this independence, so that monetary policy can remain a cornerstone of Thailand’s macroeconomic stability,” Mr. Prasarn said. “The monetary policy committee is aware that our operational independence would mean little in the absence of public trust; it is ultimately the very source of our credibility.

The Bank of Thailand is prickly about any perceived threat to its independence. It has worked hard to regain its credibility in policy-making circles since the blow-out years of the 1990s, when reckless foreign lending eventually forced a sharp devaluation of Thailand’s currency, the baht, in 1997. That helped trigger a wave of other devaluations around the region that later became known as the Asian financial crisis. More recently, the Bank of Thailand has acquired a reputation of being among Asia’s most hawkish central banks. At its latest policy meeting in June, it left its main policy rate unchanged at 2% despite a desperately weak economy. In the first quarter of the year, gross domestic product shrank 2.1% from the previous period as wave after wave of political protests paralyzed much of Bangkok and scared off tourists and investment.

(*) James Hookway: “Thai Central Bank Chief Says Independence Key to its Credibility”, WSJ, 4 de julio de 2014.
_______________

Tuesday, July 29, 2014

CUADERNOS DE JOHN ADAMS, No. 4

AM | @agumack

"Checks and balances are our only security" — John Adams

[1] Poder I. Los especialistas en 'neurociencia' (neuroscience) están invadiendo todos los campos del saber. ¡Nada más normal! Un test de psicología experimental sobre individuos en posición de poder confirma lo que todos sabemos: "Participants who are in high positions of power (or who are temporarily induced to feel powerful) are less able to adopt the visual, cognitive or emotional perspective of other people, compared to participants who are powerless" (*). En otras palabras: el poder es incompatible con la empatía. "When people experience power, their brains fundamentally change how sensitive they are to the actions of others [...] The powerful are, by default and at a neurological level, simply not motivated to care". El resto del estudio es menos pesimista. Dos ideas: (1) los estudios del siglo XVIII sobre la psicología del poder —Montesquieu, Helvétius, Adams, entre otros— quedan plenamente confirmados; (2) ¡Contrapesos, contrapesos, contrapesos!

(*) Michael Inzicht & Sukhvinder Obhi: “Powerful and Coldhearted”, The New York Times, 25 de julio de 2014.
_____________

[2] Poder II. Ian Fraser repasa la historia (reciente) del colapso del Royal Bank of Scotland en 2008 (*). El CEO Fred Goodwin actúa como un déspota; los comités de riesgo están completamente dominados por el 'business'; no hay "independent non-executive directors prepared to challenge management"; muchos nombramientos se hacen a dedo para favorecer yes-men. "RBS broke every rule in the governance manual". Las reuniones matinales pasan de morning meetings a morning beatings en los cuales Goodwin humilla a los ejecutivos. Entonces llega lo peor: "Those brave enough to disagree with him were ignored and eased out, leaving Goodwin in an unreal world largely of his own making". En 2005, el director independiente Peter Sutherland describe a Goodwin como out-of-touch y megalomaniac. En ausencia de contrapesos, quien detenta la suma del poder termina por crearse un universo paralelo, lleno de fantasías. Solo un 'boom' de liquidez —por definición transitorio— puede dar lugar a tanto desgobierno. Cualquier parecido con NK y CFK no es casualidad.

(*) Ian Fraser. Shredded: Inside RBS, the Bank That Broke Britain. Londres: Birlinn, 2014. Ver la reseña de Philip Augar: "Britain versus the banks", Financial Times, 19-20 de julio de 2014.
_____________

[3] Hungría. Causaron cierto revuelo las declaraciones del primer ministro húngaro Viktor Orban, descartando de plano la "democracia liberal". Hungría, dice Orban, actuará en función de sus intereses nacionales, y no se guiará por las normas de Europa occidental (*). Sus ejemplos predilectos son Rusia y Turquía—aunque también menciona a China, la India y Singapur. Creo que hay un equívoco en estas declaraciones. Rusia y Turquía son casos especiales. El petróleo y el gas (Rusia) y la situación geográfica entre Europa y Asia (Turquía) han permitido a los Sres. Putin y Erdogan deshacer los contrapesos institucionales y mantener su popularidad—pero en un contexto de alta liquidez global. Los quiero ver cuando la liquidez no crezca nada.

(*) Zoltan Simon: "Orban Says He Seeks to End Liberal Democracy in Hungary", Bloomberg, 28 de julio de 2014.
_____________